administrador de fincas Pamplona
Posted by Larraz Asesores / in Administración de Fincas, Terraza

Quiero cerrar mi terraza

Cerrar mi terraza

-¡Nooooooooooooo! – Escucho nada más entrar en la oficina.  Voy corriendo a la parte de atrás y me encuentro a Ane con la taza del café en la mano, vacía, y todo el café desparramado por el suelo. No puedo evitar soltar una carcajada. Rápidamente viene Aitana sobresaltada por el grito y rompe a reír nada más ver el panorama…

quiero cerrar mi terraza

– Pues sí que empiezo bien el lunes… – dice Ane también riéndose yendo a coger una fregona para limpiar el “chandrío” que ha montado.

 

Esta semana la empiezo un poco nerviosa, y es que hoy voy a ir con David a una reunión y quiere que me encargue yo de explicar y votar un punto del orden del día. Mi primer punto, y encima con mi jefe… ¡Cómo para no estar nerviosa!

Tenemos una junta extraordinaria en la que entre otras cosas, vamos a tratar si la comunidad aprueba o no dar permiso a los propietarios para cerrar los balcones, aunque la realidad es que uno ya está cerrado.

 

Hace dos semanas, Paco Miel, presidente de la comunidad La Colmena 20, escribió un email a la administración:

“Buenas tardes:

Soy Paco, el presidente de La Colmena.

A ver, os cuento lo que me he encontrado esta mañana.

Normalmente salgo siempre con el coche por la puerta del garaje, pero hoy que he salido por la puerta principal andando, me he fijado que Rufino el del 4ºA ha cerrado su balcón con cristales. ¿Eso lo puede hacer? Me suena que en la primera reunión de la comunidad, nos dijisteis que para cualquier alteración de la fachada había que pedir permiso. La cuestión, es que yo, como ya sabéis, tengo mucha amistad con él, así que le he tocado el timbre para preguntarle, y me ha dicho que como es su balcón, pensaba que no había problema en cerrarlo.

A mi la verdad es que me da bastante igual, porque me parece que le ha quedado chulísimo, pero es que me ha parado hace un rato en el portal Doña Amparo (la mujer que vino a la primera reunión con rulos en la cabeza). Supongo que sabrás quién es porque como para olvidarse de ella. Bueno, que me disperso. Pues ha debido ver el cerramiento, y me ha empezado a gritar en medio del portal que haga algo que para eso soy el presidente. Que la comunidad es nueva y que no puede hacer cada uno lo que se le venga en gana.

Ella es de la vieja escuela, y no va a llamaros, ya que ella con quien tiene que hablar es con el “Sr Presidente”. Así me lo ha soltado.

Es una mujer un tanto peculiar, así que ya le he dicho que estuviese tranquila que ya iba a hablar con vosotras.

Ya me diréis algo.

Venga, un saludo.”

Amparo, tal y como dice en el email, como para olvidarse de ella. Parecía sacada de una película de los años 70.

 

quiero cerrar mi terraza

 

Para cerrar tu balcón, terraza, aunque tengas el uso exclusivo, ¿es necesario pedir permiso a la comunidad? La respuesta es que sí. Ahora bien, ¿qué mayoría es necesaria para aprobar un cerramiento de terraza?

Para cerrar tu balcón, terraza, aunque tengas el uso exclusivo, ¿es necesario pedir permiso a la comunidad? La respuesta es que sí. Clic para tuitear

El artículo 10.3.b. de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) establece que “requerirán autorización administrativa, en todo caso: (…) cuando así se haya solicitado, previa aprobación por las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, (…) la construcción de nuevas plantas y cualquier otra alteración de la estructura o fábrica del edificio, incluyendo el cerramiento de las terrazas (…).

La cuestión aquí es ese “por las tres quintas partes del total de propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación”.

¿Del total de propietarios? ¡Pero si nunca va tanta gente a las reuniones!

Aquí entra en juego el artículo 17.8. de la LPH que dice lo siguiente:

Salvo (…) en los casos en los que la modificación o reforma se haga para aprovechamiento privativo, se computarán como votos favorables los de aquellos propietarios ausentes de la Junta, debidamente citados, quienes una vez informados del acuerdo adoptado por los presentes, (…), no manifiesten su discrepancia mediante comunicación a quien ejerza las funciones de secretario de la comunidad en el plazo de 30 días naturales, por cualquier medio que permita tener constancia de la recepción.”

Como veis, la Ley establece un mecanismo para dar la opción a votar a los propietarios ausentes en la reunión. Pero en el caso de las terrazas, la diferencia estará en quién se aproveche de ese permiso.

Si el permiso es para un propietario en particular, al ser un “aprovechamiento privativo”, las 3/5 partes de votos y % de participación a favor del acuerdo tienen que conseguirse el día de la reunión (algo casi imposible).

Si el permiso es para un colectivo de la comunidad (acuerdo marco), por ejemplo, para que cualquier vecino con balcón pueda cerrarlo, al quitar ese aprovechamiento privativo, se aplica el artículo 17.8. y entonces los ausentes tienes 30 días para mostrar su discrepancia. Si no lo hacen, se entenderán que están a favor.

quiero cerrar mi terraza

 

En este último caso, para poder abrir el plazo de 30 días, es necesario que el día de la asamblea se consiga mayoría simple en la votación. Si no se consigue, el acuerdo estará directamente rechazado. Si se consigue, el acuerdo estaría aprobado de manera provisional hasta esperar qué sucede en esos 30 días. Pasados los 30 días, el acuerdo estaría otorgado a no ser que los votos a favor (sumando los del día de la reunión más todos los ausentes que no han mostrado discrepancia en esos 30 días) no supongan al menos 3/5 partes de votos y % de participación del total de propietarios, en este caso, el acuerdo estaría rechazado.

 

Todo esto se le explicó a Paco Miel, y por eso decidió convocar esta junta extraordinaria, donde lo que se va a aprobar (o no) es un acuerdo marco para que los vecinos que lo deseen, a su entera costa, puedan cerrar los balcones con el mismo modelo que el que ya hay colocado.

 

Si en la reunión de hoy no se aprueba el acuerdo, la comunidad podrá requerir a Rufino que retire el cerramiento colocado, y en caso de no hacerlo, podrá iniciar trámites judiciales para su retirada.

 

A ver cómo va la reunión… tengo mariposas en el estómago y no es por estar enamorada…

¡QUÉ NERVIOS!

 

Amaia, hoy un paso más cerca de ser ADMINISTRADORA DE FINCAS